Aceiteras antigoteo pequeñas

Las aceiteras anti-goteo pequeñas son de los recipientes para almacenar aceites o sustancias similares. Entre todas las aceiteras estas tienen los tamaños más pequeños que pueden conseguirse en el mercado.

El diseño de su tamaño las hace referiblemente para espacios reducidos como mesas de restaurantes o el hogar. Estas no suelen ser de uso constante sino puntual, por lo que pese a su tamaño no es necesario recargarla tan pronto. Además, están al alcance de los comensales por ser ligeras y fáciles de usar.

Ventajas de las miniaceiteras antigoteo

Puede que pienses que al momento de comprar las miniaceiteras las estarás rellenando a cada momento, lo cual será un problema. No obstante, la realidad es que este tipo de aceiteras están diseñadas pensando en otras ventajas más esenciales:

  1. Poco espacio: Sus dimensiones hacen que sea fácil ubicarlas en cualquier espacio sin tener que preocuparte por su tamaño.
  2. Adaptabilidad: Pueden ser colocadas en la mesa al alcance de los comensales
  3. Uso doméstico: Útiles para cocinas muy pequeñas
  4. Función: Como todas las aceiteras, su trabajo es evitar el derrame de cualquier residuo de aceite.

¿Qué debes considerar al comprarlas?

Para comprar una aceitera anti-goteo pequeña es necesario considerar primero que su tamaño es una limitante en cuanto a rendimiento en cocinas grandes o restaurantes. Esto en comparación a una aceitera antigoteo mediana, ya que su poco contenido no rinde ante las exigencias del espacio.

Dependiendo del uso que vayas a darle, una aceitera de litro puede ser una mejor opción, incluso una mediana. Ahora bien, los modelos pequeños son ideales para espacios reducidos ya que se adecúan a las cortas necesidades del cliente y a las exigencias limitadas. En cuanto a diseños, hay bastantes características que vale la pena resaltar:

Tipos de boquilla

Hay aceiteras con boquilla tipo jarra, las cuales permiten colocar una mayor cantidad de líquido al momento de verterlo sin el efecto negativo del goteo o el derrame. También las hay de pico corto, estas permiten que salga un flujo mediano de líquido sin perder su capacidad y precisión.

Por otro lado, existen aceiteras de pico largo, las cuales son más convencionales o comunes, su pico largo otorga precisión al momento de rociar y a su vez evita que la aceitera permita el paso de grandes cantidades de líquido.

Dimensiones y formas

Suelen ser de tamaño reducido como de 13 cm de alta, un diámetro de 3 cm en la base y por lo general permiten un volumen de 200 ml en su interior. Además, pueden encontrarse en forma cilíndrica larga o corta, cónica, jarra o incluso esféricas. Esto te permite adaptarte según el estilo de tu establecimiento o al diseño de tu hogar.

Materiales de fabricación

Los materiales en los que suelen hacerse con vidrio, cristal y algunos metales, aunque pueden también conseguirse algunas de cerámica o porcelana. Considera que algunos de estos materiales son más fáciles de conservar y cuidar que otros, por lo que dependerá del uso que tengas en mente.

¿Cómo puedes limpiar la aceitera?

Limpiar tu aceitera puede ser bastante fácil. Solo debes retirar el filtro en forma de cono invertido que se encuentra en el cuello del contenedor y podrás limpiar el interior del recipiente de forma fácil y cómoda.

Se recomienda utilizar abundante jabón y lejía con la finalidad de remover la grasa que pueda estar adherida a las paredes del envase en su parte interna batiendo el jabón en su interior con fuerza moderada.

Una vez se haya asegurado que desprendió toda la grasa, podrá proseguir a enjuagar el interior del recipiente con abundante agua. Al mismo tiempo la parte superior de la aceitera puede frotarse firmemente con la esponja enjabonada para que pueda desprender el aceite que pueda tener y posteriormente debe enjuagarse también.

Por último, deje secar al aire libre o con un paño limpio y sin residuos puede secar su interior, para poder volver a recargarlo con aceite limpio y nuevo.

Subir