Rollitos de jamón y queso al horno

Rollitos de jamón y queso al horno

Hola amigos, sean bienvenidos como ya es costumbre a su blog de recetas, miraquereceta.com. El día de hoy traemos una preparación fenomenal de rollitos de jamón y queso al horno que está como siempre decimos; para chuparse los dedos.

Estos rollitos son en particular la fascinación de mis hijos y en las fiestas familiares no sé por qué razón pero siempre terminan acabándose primero.

Te comparto esta receta con mucho amor.

Vamos a los ingredientes…

Ingredientes

  • 500 g de masa de pizza (comprada en la tienda o hecha en casa)
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal
  • 8 rebanadas grandes de jamón (las rebanadas más finas se enrollarán más fácilmente)
  • 8 rebanadas grandes de queso suizo o provolone
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de semillas de amapola

Preparación

  1. Si la masa de la pizza está refrigerada, sácala del refrigerador 20 minutos antes de empezar para que llegue a temperatura ambiente (esto hará que sea más fácil trabajar con ella).
  2. Precalienta el horno a 200 grados C. Rocía una bandeja de hornear de 20 cm x 20 cm con spray de cocina antiadherente.
  3. Enrolla la masa de la pizza sobre una superficie ligeramente enharinada hasta formar un rectángulo de aproximadamente 40 cm x 20 cm (sólo usa el molde para hornear como guía, no es necesario que sea exacto).
  4. Calienta la mantequilla en el microondas hasta que se derrita. Cepilla la superficie del rectángulo ligeramente con mantequilla derretida (esto debería requerir alrededor de 1 cucharada de mantequilla), y pon el resto de la mantequilla a un lado.
  5. Cubre la masa de la pizza con jamón y luego con queso, cada uno en una sola capa sin que las rebanadas se superpongan.
  1. Empezando por el borde más cercano, enrolla la masa de pizza en un tronco para que el jamón y el queso estén en el interior. Utiliza un cuchillo dentado para cortar el rollo en 9 trozos iguales. Coloca los trozos en la bandeja de hornear preparada y déjalos a un lado para que se levanten durante 20 minutos.
  2. Bate la mantequilla restante con la mostaza, la miel y las semillas de amapola. Después de que la masa haya subido ligeramente, vierte el glaseado de mostaza con miel sobre la parte superior de los rollos. (¡Esto parecerá mucha salsa, pero eso es lo que lo hace tan bueno!)
  3. Hornea los rollos hasta que la masa esté cocida y dorada por encima, 20-25 minutos.
  4. Sirve los rollos calientes o a temperatura ambiente.

Este es un aperitivo bastante fácil y saludable, que no es cuestión de complicarte tanto. Continua preparando otras recetas como esta AQUÍ 

5/5 (1 Review)

Recetas Relacionadas

Ir arriba