Hígado a la Italiana

Hígado a la Italiana

Hola amigos míos, espero que estén de maravilla. El Fegato alla Veneziana (hígado a la Italiana con cebollas ligeramente cocidas) es uno de los platos venecianos más clásicos, e incluso aquellos a los que no les gusta el hígado lo disfrutan. Este plato se combina muy bien con polenta cremosa o puré de patatas.

¡Te aseguro que te encantará!

Vamos a los ingredientes…

Ingredientes

  • 400 g de hígado (idealmente de ternera y de un animal joven, la carne de vacuno funcionará si es necesario, en rodajas finas, 2 mm)
  • 4 Cebollas de 250 gramos (peladas y cortadas finamente)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de mantequilla (sin sal)
  • 1 o 2 cucharadas de caldo (o caldo sin sal)
  • Sal y pimienta negra a gusto
  • 1/3 taza de perejil (finamente picado)

Opcional: 1/2 limón (en jugo)

Preparación

  1. Calienta el aceite y la mantequilla en una sartén bastante profunda, a fuego lento, y cocina suavemente las cebollas, cubiertas, durante unos 40 minutos. (Quieres marchitarlas y cocinarlas sin colorearlas, así que ten cuidado de no poner la llama demasiado alta). Revísalas de vez en cuando, y si se están secando añade una o dos cucharadas de caldo.
  2. Cuando se acabe el tiempo, aumenta la llama para colorear ligeramente las cebollas, cuando estén ligeramente doradas vuelve a subir la llama y añade el hígado.
  3. Cocina rápidamente, mezclando suavemente y girando las rodajas de hígado, durante unos 3 1/2 minutos. Salar a gusto, cocina otros 30 o 40 segundos y gira el hígado a la Veneciana en un plato de servir caliente.
  4. Sazona abundantemente con pimienta recién rallada, espolvorea con el perejil finamente picado. Si lo deseas, sazona con jugo de limón.

Sirve y disfruta

Variaciones de la receta

  • Marina el hígado en rodajas finas en agua fría acidulada con 1/4 de taza de vinagre, o en leche, durante 2 horas antes de cocinarlo.
  • Usa sólo mantequilla y nada de aceite de oliva.
  • Añade un cuarto de taza de caldo, salsa de carne o vino blanco (tal vez con un poco de vinagre) a la olla cuando añadas el hígado.
  • También puedes añadir dos cucharadas de crema espesa cuando añadas el hígado.

¿Puedes valorar esta receta?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Recetas relacionadas

Ir arriba