Cheesecake congelado sin horno

Cheesecake congelado sin horno

Aquí tienes una receta deliciosa de cheesecake congelado sin horno. Esta versión es perfecta para los días calurosos y no requiere hornear. ¡Sigue estos pasos para disfrutar de un postre fresco y cremoso!

Ingredientes

Para la Base:

  • 1 1/2 tazas de galletas trituradas (como galletas de vainilla o graham)
  • 1/3 de taza de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de azúcar granulada

Para el Relleno:

  • 500 g de queso crema, a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar glas (azúcar impalpable)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 tazas de crema batida (nata montada)
  • 1/2 taza de chocolate blanco derretido (opcional, para un toque adicional)

¿Cómo hacer la cheesecake congelado sin horno?

1. Preparación de la Base:

  • En un bol, mezcla las galletas trituradas, la mantequilla derretida y el azúcar hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.
  • Presiona esta mezcla en el fondo de un molde desmontable para tarta o un molde para cheesecake.
  • Coloca el molde en el congelador mientras preparas el relleno.

2. Preparación del Relleno:

  • En un bol grande, bate el queso crema hasta que quede suave y cremoso.
  • Agrega el azúcar glas y el extracto de vainilla, y continúa batiendo hasta que estén bien incorporados.
  • En otro bol, bate la crema batida (nata montada) hasta que se formen picos suaves.
  • Con movimientos suaves y envolventes, incorpora la crema batida a la mezcla de queso crema.
  • Si deseas un toque de chocolate blanco, derrite el chocolate blanco y agrégalo a una parte de la mezcla de queso crema. Mezcla bien.

3. Montaje:

  • Saca el molde del congelador y vierte la mitad de la mezcla de queso crema sobre la base de galleta.
  • Luego, agrega la mezcla de queso crema con chocolate blanco (si la estás usando).
  • Finaliza con el resto de la mezcla de queso crema.
  • Usa un cuchillo o un palillo largo para hacer remolinos en la superficie del cheesecake congelado para crear un efecto marmolado.

4. Congelación:

  • Cubre el molde con papel film o papel de aluminio y colócalo en el congelador durante al menos 4-6 horas o hasta que el cheesecake esté firme.
  • Una vez que esté congelado, retira el cheesecake del molde y sírvelo.

Puedes decorar el cheesecake congelado con frutas frescas, salsa de chocolate, o lo que más te guste. ¡Disfruta de esta refrescante delicia sin horno!

Si quieres conocer otras recetas parecidos a Cheesecake congelado sin horno puedes visitar la categoría Recetas de postres fáciles de hacer.

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies en la web. Saber más