Cheesecake sin horno

Receta de Cheesecake sin horno

¡Espero que esta receta de cheesecake sin horno sea todo un éxito y que las sugerencias finales te ayuden a personalizarla según tus preferencias!

Ingredientes

Para la base:

  • 200 g de galletas digestive (puedes usar galletas de chocolate si prefieres)
  • 100 g de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de azúcar

Para el relleno:

  • 500 g de queso crema (a temperatura ambiente)
  • 200 g de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 ml de crema para batir (nata líquida)
  • 8 g de gelatina sin sabor
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 200 g de yogur griego

¿Cómo hacer la receta de cheesecake sin horno?

  1. Tritura las galletas digestive en un procesador de alimentos hasta que se conviertan en migajas finas.
  2. En un tazón grande, mezcla las migajas de galletas con la mantequilla derretida y las 2 cucharadas de azúcar. La mezcla debe ser similar a la arena mojada.
  3. Presiona la mezcla de galletas en el fondo de un molde desmontable de aproximadamente 22-24 cm de diámetro. Asegúrate de que quede bien compacta. Lleva el molde al congelador mientras preparas el relleno.
  4. En un tazón pequeño, mezcla la gelatina sin sabor con las 2 cucharadas de agua fría y déjala reposar durante unos minutos para que se hidrate.
  5. En una cacerola pequeña, calienta la gelatina hidratada a fuego muy bajo hasta que se derrita. No dejes que hierva. Luego, retira del fuego y reserva.
  6. En otro tazón grande, bate el queso crema hasta que esté suave. Agrega el azúcar y la vainilla, y sigue batiendo hasta que todo esté bien incorporado.
  7. Agrega la gelatina derretida a la mezcla de queso crema y mezcla bien.
  8. En un tazón aparte, bate la crema para batir hasta que tenga picos suaves. Luego, incorpora la crema batida y el yogur griego a la mezcla de queso crema con movimientos suaves y envolventes, cuidando de no perder el aire.
  9. Vierte la mezcla sobre la base de galletas en el molde. Alisa la superficie con una espátula.
  10. Refrigera la cheesecake durante al menos 4 horas, o preferiblemente toda la noche, para que tome consistencia.

Sugerencias finales

  • Para darle un toque especial, puedes decorar la cheesecake con frutas frescas como fresas, arándanos o frambuesas antes de servirla.
  • Si quieres un sabor más intenso, puedes agregar ralladura de limón o lima a la mezcla de queso crema.
  • Si deseas un toque de chocolate, puedes mezclar chips de chocolate en la mezcla de queso crema.
  • ¡No olvides tomar tu tiempo y disfrutar el proceso de preparación! La paciencia y la atención a los detalles son clave para hacer un cheesecake delicioso.

Si quieres conocer otras recetas parecidos a Cheesecake sin horno puedes visitar la categoría Recetas de postres fáciles de hacer.

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies en la web. Saber más