Pastel azteca de pollo sin horno

Pastel azteca de pollo sin horno

El pastel azteca, también conocido como lasaña mexicana, es un plato típico de este país y que no puedes perderte si eres amante de la gastronomía mexicana. Ahora bien, si no has probado anteriormente un platillo de esta gastronomía, de igual forma, el Pastel Azteca de pollo sin horno será toda una experiencia que no olvidarás.

Es normal que las lasañas sean cocinadas en horno, sin embargo, en la presente recetas te enseñaremos un modo para prescindir de este. ¿Quieres averiguar cómo hacerlo? Pues, no te apartes de tu asiento.

Prepara tus utensilios de cocina, que estás por descubrir una de las mejores recetas mexicanas que podrás compartir (o presumir) con tu familia y amigos.

Ingredientes

  • 10 tortillas de maíz fritas.
  • 200 gr. de pollo desmenuzado.
  • Media cebolla en filetes.
  • 1 taza de granos de maíz cocido.
  • 4 jitomates.
  • 2 dientes de ajo.
  • Media cebolla entera
  • Chile Chipotle (cantidad al gusto).
  • 3 cucharadas de crema ácida.
  • Queso manchego rallado.
  • 2 calabacines en rodajas.
  • Sal y pimienta al gusto.

Modo de preparación del pastel azteca de pollo sin horno

  1. Hervimos agua en un caldero y cocinamos los jitomates por 8 minutos aproximadamente. Posteriormente, licuamos los jitomates a velocidad media junto con la media cebolla, el chile chipotle, los ajos, la crema ácida y añadiendo sal al gusto. Mezcle por 3 minutos y conserva.
  2. En otra sartén, sofreímos las cebollas en tiras, los granos de maíz cocido y los calabacines. Añade el pollo desmenuzado, y añade sal al gusto. Cocina por 10 minutos hasta que consideres que tiene buen color y el calabacín este suave.
  3. En otra sartén, freír las tortillas de maíz hasta que queden bien crujientes para que estas no absorban la salsa ni se doblen al momento de armas el pastel.
  4. En un recipiente o bandeja lo suficientemente grande, ve armando el pastel. Añade la salsa de jitomates, coloca una capa de tortillas, y añade el guiso de pollo, y otra capa de salsa de jitomate añadiendo el queso manchego. Repetir el proceso hasta que ya no te quede más.
  5. Con los ingredientes calientes, harás que el queso se gratine por sí solo. Sino, puedes colocar la bandeja en microondas por dos minutos si es lo suficientemente grande, o usar un soplete.
  6. Concluido todo, solo basta disfrutar del manjar.

Últimas recomendaciones

  • Recuerda dejar la última capa de arriba con queso para que este gratine y la presentación sea mucho más atractiva.
  • Un buen pastel o lasaña siempre viene bien acompañado de un buen refresco o jugo natural de tu preferencia.
  • Aprende a hacer un buen pollo guisado que te dejará con la boca hecha agua.

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies Más información