Pechuga de pollo rellena de jamón y queso en Salsa Blanca

Pechuga de pollo rellena de jamón y queso en Salsa Blanca

¡Bienvenidos a mi cocina, donde los aromas embriagadores y los sabores tradicionales se encuentran para crear platos memorables! Hoy, nos sumergiremos en la preparación de una deliciosa Pechuga de Pollo Rellena de Jamón y Queso en Salsa Blanca.

Este clásico reinventado es una oda a la cocina tradicional, donde cada ingrediente se convierte en un acto principal. Así que, con delantal en mano y corazón en la estufa, adentrémonos juntos en la creación de este festín de sabores.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 lonchas de jamón
  • 4 lonchas de queso (preferiblemente queso suizo)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • Nuez moscada al gusto
  • Perejil fresco, picado (para decorar)

Preparación de las pechuga de pollo rellena de jamón y queso en Salsa Blanca:

  1. Comencemos con un acto digno de aplausos: precalentemos el horno a 200°C, preparando el escenario para nuestra Pechuga de Pollo Rellena.
  2. Con cariño, realiza cortes horizontales en el lado más grueso de cada pechuga, creando un bolsillo para nuestra deliciosa mezcla de jamón y queso.
  3. Sazona las pechugas con sal y pimienta. Luego, coloca una loncha de jamón y otra de queso dentro de cada bolsillo, como un abrazo cálido y reconfortante.
  4. Sella cada pechuga con palillos de dientes, asegurándote de que nuestros ingredientes se fundan en una armonía perfecta durante la cocción.
  5. Coloca las pechugas en una fuente para horno y deja que el horno haga su magia durante unos 25-30 minutos o hasta que estén doradas y jugosas.
  6. Mientras las pechugas bailan en el horno, en una sartén, derrite la mantequilla. Agrega la harina y cocina hasta que se forme una mezcla dorada.
  7. Poco a poco, vierte la leche, revolviendo constantemente para evitar grumos. Continúa cocinando hasta que la salsa espese y alcance la consistencia deseada. Añade nuez moscada al gusto.
  8. Retira los palillos de las pechugas y sirve con generosas cucharadas de la rica Salsa Blanca. Decora con perejil fresco para un toque final que despierte los sentidos.

En cada bocado de esta Pechuga de Pollo Rellena de Jamón y Queso en Salsa Blanca, encontrarás la esencia de la cocina tradicional que acaricia el paladar y reconforta el alma. ¡Que este plato te transporte a la tradición y te brinde la satisfacción de un festín memorable! ¡A disfrutar

Como todo buen plato, nuestro protagonista puede brillar aún más con el acompañamiento adecuado. Acompaña estas pechugas con puré de papas cremoso o arroz blanco para crear una experiencia culinaria completa.

La magia de este plato radica en la calidad de los ingredientes. Opta por un jamón de buena calidad y un queso suizo que se derrita con gracia. Además, la paciencia en la preparación de la salsa blanca es clave para alcanzar la textura perfecta.

Si quieres conocer otras recetas parecidos a Pechuga de pollo rellena de jamón y queso en Salsa Blanca puedes visitar la categoría Recetas de pollo.

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies en la web. Saber más