Gelatina de tres leches con queso crema

Gelatina de tres leches con queso crema

Amigos, sean bienvenidos a Mirquereceta.com, ¿qué tal les sentaría un rico postre después de degustar algún plato de entre todas nuestras recetas? De lujo, ¿no es así? El día de hoy queremos llevar a su mesa esta deliciosa receta de gelatina de tres leches con queso crema que hará que mires al cielo en cada bocado.

Por si no fuera ya una delicia, la gelatina se compone de una capa superior de tres leches y en su capa inferior de una rica gelatina de fresa.

Para cerrar con broche de oro terminaremos adornándola con nuestro exquisito queso crema.

Vamos a ver qué es lo que necesitamos.

Ingredientes

Para la gelatina de tres leches:

  • 1 taza de leche entera
  • 1 lata de leche condensada azucarada
  • 1 lata de leche evaporada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 sobres de polvo de gelatina sin sabor, o unas 2 cucharadas.
  • 1/2 taza de agua tibia

Para la gelatina de fresa:

  • 2 tazas de zumo de arándanos o granada
  • 2 sobres de polvo de gelatina sin sabor, o unas 2 cucharadas.
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 250 gramos de fresas sin tallo, enjuagadas y cortadas en cuartos.

*100 gramos de queso crema batido.

Preparación

Gelatina de 3 leches

  1. Pon a hervir una taza de leche en una cacerola mediana. Reduce el fuego a medio-bajo y deja que la leche hierva a fuego lento durante 5 minutos. Añade la leche condensada azucarada, la leche evaporada, el extracto de vainilla y revuelve para combinar.
  2. Aumenta el fuego a medio-alto para volver a hervir, luego reduce a medio-bajo y deja hervir durante 5 minutos más. Retira del fuego y vierte en un tazón grande para mezclar.
  3. Vierte 1/2 taza de agua tibia en un tazón mediano y añade 2 sobres de gelatina sin sabor. Revuelve hasta que esté bien combinado, luego déjalo reposar hasta que la mezcla se infle (aumentará ligeramente de volumen y parecerá que se está solidificando) – aproximadamente 4 a 5 minutos.
  4. Mientras tanto, llena una pequeña cacerola con 7-8 centímetros de agua y deja hervir a fuego medio-bajo. Pon el tazón con la mezcla de gelatina hinchada sobre la cacerola con el agua hirviendo.
  5. Déjalo reposar allí, revolviendo de vez en cuando, hasta que la gelatina se haya disuelto por completo y la mezcla tenga un color apenas ámbar – aproximadamente 3 a 4 minutos. Retira del fuego.
  6. Vierte la gelatina disuelta en el tazón con la mezcla de tres leches y revuelve para combinarla.

Para preparar la Gelatina de Fresa:

  1. Vierte el jugo en un tazón grande para mezclar. Repite el mismo proceso para mezclar y disolver la gelatina como se indica en los pasos anteriores. Vacía la gelatina disuelta en el jugo y revuelve para combinar.
  2. Para poner en capas tu gelatina de tres leches y la gelatina de fresa: En vasos de plástico o moldes de gelatina de una sola porción, usa una taza medidora de líquido o una jarra pequeña para llenar aproximadamente 1/3 de cada taza con la mezcla de tres leches. Coloca las tazas en el refrigerador hasta que la gelatina se asiente (esta sólida y no se agita al moverla), unos 20 a 30 minutos.
  3. Saca las tazas de la nevera y vierte la mezcla de zumo encima de la gelatina de tres leches, llenando aproximadamente otro 1/3 de la taza, y añadiendo algunos trozos de fresa.
  4. Cubre las tazas con plástico, devuélvelas al refrigerador y déjalas enfriar por lo menos 2 horas antes de servirlas.
  5. Bate en un tazón mediano el queso crema con ayuda de tu licuadora o batidora.
  6. Cuando tus gelatinas estén listas agrega el queso crema encima de ellas cuidadosamente para darle una forma agradable.

Disfrútala.

Consejos

  • Tú tienes libre albedrío para jugar con las posibles combinaciones. Puedes decidir cuántas capas quieres y qué tan gruesas o delgadas quieres hacerlas. Puedes elegir con qué sabor quieres empezar, o también si quieres alternar.
  • Si quieres usar un molde grande para servir, llénalo hasta la mitad con la mezcla de tres leches y refrigéralo hasta que esté listo, unos 20 o 30 minutos. Luego vierte la mezcla de jugo encima y añade cuidadosamente los trozos de fresa. Refrigerar por lo menos 2 horas antes de desmoldar. Debe estar firme y no sentirse pegajoso o caído y debe deslizarse fácilmente del molde con unas pocas sacudidas suaves. Después podrás agregar el queso crema encima.
  • Si tus gelatinas empiezan a solidificarse mientras esperas que las capas se fijen en el refrigerador, ¡no te preocupes! Añadiendo un poco a la vez, revuelve el agua en la mezcla hasta que se vuelva líquida, de nuevo.

 

¿Puedes valorar esta receta?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba