Rosquillas azucaradas

Rosquillas azucaradas

Las rosquillas azucaradas, también conocidas como rosquitas azucaradas, es una de las recetas con mayor elaboración en tiempos de Semana Santa y Pascua, por su delicioso sabor y fácil preparación.

En países de Centroamérica es catalogada como parte de la gastronomía típica, otorgándoles toques únicos y deliciosos. Dale un toque dulce a tu semana y degusta de esta exquisitez.

Ingredientes

  • Dos tazas de harina
  • Dos tazas de agua tibia o leche
  • 100 gramos de azúcar
  • 30 gramos de mantequilla o manteca
  • 30 gramos de levadura
  • 2 huevos
  • Aceite
  • Ralladura de limón
  • Esencia de vainilla
  • Una pizca de sal

Preparación de las rosquillas azucaradas

  1. Colocamos la harina en un recipiente y mezclamos con la levadura y el azúcar.
  2. Se adiciona la ralladura de limón y la esencia de vainilla, removemos.
  3. Agregar la mantequilla, los huevos y la pizca de sal. Poco a poco, sin parar de remover se irá añadiendo el agua o la leche.
  4. Lavamos nuestras manos y amasamos la mezcla para que quede bien integrada.
  5. Se estira con la ayuda de un rodillo en una superficie plata.
  6. Se le da la forma de rosquilla y se deja leudar por aproximadamente una hora.
  7. En este punto, se calienta una sartén con suficiente aceite para freír todas las rosquillas.
  8. Se colocan las rosquillas cuando el aceite este bien caliente.
  9. Al agarrar una tonalidad dorada, se le da vuelta y se deja freír por el otro lado.
  10. Al cocinar todas, se colocan sobre un papel absorbente para retirar el exceso de aceite, finalmente se esparce un poco de azúcar por cada una.

Tips para la receta.

  • En muchas preparaciones de las rosquillas azucaradas, se acostumbra agregar semillas de anís dulce a la mezcla, lo que le aporta un sabor increíble.
  • Si no deseas freírlas, puedes llevar al horno y azucarar con almíbar.
  • Puedes sustituir la levadura, por polvo de hornear.
  • La preparación puede variar en base a la técnica que se utilice, en ocasiones proceden a hervir el agua y añadir cada uno de los ingredientes hasta obtener un pegote pesado y proceder a retirar del fuego. Batir luego con yemas de huevo hasta adquirir una pasta más liquida. Esta técnica es muy parecida a la de la masa bomba.

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies Más información