Salmón con cebolla y limón

¿Cómo hacer salmón con cebolla y limón?

Hola amigos para hoy quiero invitarles una de las más ricas delicias del mar, ¿sabías que los salmones nacen en aguas dulces, migran al océano y vuelven a las aguas dulces para reproducirse?

 Todavía nadie sabe cómo se orientan, aunque algunos estudiosos creen que lo hacen por medio de su olfato, el salmón también forma parte de la familia de los llamados peces azules, es una gran fuente de omega3, minerales (calcio, hierro, sodio y potasio entre otros)  y vitaminas A, E, y  principalmente las del grupo B en especial  la vitamina B9

Además en el ámbito culinario se caracteriza por la suavidad de su carne y su versatilidad para acompañar diferentes platos de la cocina internacional.

Ingredientes

  • 1 filete de salmón fresco 
  • 1 Cebolla grande, cortada en rodajas finas
  • 1 pizca sal
  • 1 pizca pimienta negra
  • 2 cucharadas mayonesa
  • 2 Cucharadas de jugo de limón
  • 1 Cucharada  de mostaza Dijon
  • 2 Dientes de ajo cortados en láminas finas
  • 1/4 de taza de queso parmesano rallado
  • 1/4 de taza de queso mozzarella rallado

¿Cómo hacer salmón con cebolla y limón?

Una vez que tengamos nuestros ingredientes completos, solo nos queda seguir los siguientes pasos para disfrutar de un gran salmón con cebolla y limón.

  1. Limpiar el salmón y retirarle la piel.
  2. Colocarlo en un molde engrasado previamente. (si el salmón es muy grande, puedes cortarlo en trozos más pequeños para una mejor cocción). 
  3. Añadir sal y pimienta al gusto.
  4. Pelar la cebolla y los ajos y rebanar en rodajas muy finas, cubrir el salmón con la  cebolla y el ajo.
  5. Mezclar en un recipiente la mayonesa, la mostaza y el zumo de limón, bañar el salmón y  la cebolla cuidadosamente con esta crema. 
  6. Cubrir con el queso mozzarella y luego con el queso parmesano.
  7. Llevar al  horno durante 25 minutos a 180º.
  8. Sacarlo del horno y dejar reposar por 10 minutos
  9. Servir y acompañar con un puré de papas o una rica ensalada verde, aunque también se puede disfrutar solo, simplemente acompañado de un rico vino blanco, recuerda que este plato va bien con lo que tú quieras y es una comida muy ligera y atractiva para cualquier hora del día.

¡Buen Provecho!

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies Más información