Tarta de chocolate blanco

Receta de tarta de chocolate blanco

El chocolate es una de las grandes tentaciones de la humanidad, y como ser humano te garantizo que no podrás resistirte a la tentación de probar esta riquísima tarta de chocolate blanco, así que mejor déjate llevar y disfruta de su exquisito sabor, la preparación es muy sencilla como podrás ver y no tienes que preocuparte por no tener horno no lo necesitas.

Ingredientes

  • 180 g de chocolate blanco en tableta
  • 48 g de cuajada en polvo (4 sobres) o 12 g de gelatina neutra
  • 1 l de nata líquida (crema de leche)
  • 100 g de azúcar
  • 250 ml de leche
  • 14 galletas tipo digestive
  • 125 g de mantequilla
  • 60 g de nueces
  • Mermelada de arándanos

Preparación

  1. Comenzaremos pulverizando las galletas y las nueces.
  2. Una vez lo hayamos hecho, volcaremos todo el contenido en un bol y lo mezclaremos bien con la mantequilla, que habremos derretido previamente.
  3. Cuando tengamos una pasta uniforme, la extenderemos en un molde de aro desmontable (en mi caso de 26 cm de diámetro) procurando que quede bien repartida.
  4. Daremos un poco más de altura al borde para evitar posibles pequeñas filtraciones de líquido, luego meteremos el molde al congelador durante el tiempo que tardemos en preparar la mezcla líquida, para que la capa de galleta quede bien compacta.
  5. A continuación, pondremos una cazuela al fuego con la leche, la nata líquida, la cuajada en polvo y el azúcar. Removeremos para disolver estos dos últimos en los dos primeros.
  6. El fuego debe estar en una intensidad media-baja para que no llegue a hervir. Cuando tengamos el líquido caliente, pondremos el chocolate blanco y lo iremos removiendo para que se funda y se mezcle con el resto del líquido.
  7. Justo en el momento que veamos que quiere romper a hervir, siempre y cuando el
    chocolate ya esté fundido, retiramos la cazuela del fuego y dejamos que se atempere durante unos minutos.
  8. Cuando ya se haya enfriado, vertemos la mezcla en el molde con la base de galleta, lo haremos poco a poco hasta ponerla toda. Si incorporamos la mezcla al molde demasiado caliente, podría fundir la mantequilla de la base y estropearla.
  9. Cuidamos de emparejar bien la superficie con una espátula o una cuchara.
  10. Ahora meteremos la tarta de chocolate blanco a la nevera durante un mínimo de 6 horas, para que la crema quede bien cuajada, (si es más tiempo mejor hasta que cuaje bien).
  11. Cuando estemos seguros que ha cuajado bien, retiraremos la tarta de chocolate blanco de la nevera y la desmoldaremos con cuidado de no romperla.

Ya está lista la podemos servir con un poco de mermelada de arándanos.

¿Puedes valorar esta receta?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Recetas relacionadas

Ir arriba