Tarta de queso y chocolate blanco

Receta de tarta de queso y chocolate blanco

Si eres de esas personas que le gusta el dulce y lo más dulce esta receta es para ti, espectacular
tarta de queso y chocolate blanco, un postre súper delicioso que te hará chuparte los dedos de principio a fin.

Ingredientes

  • ½ paquete de galletas de vainilla (100 g).
  • 30 gramos de mantequilla.
  • 250 gr. de queso crema.
  • 250 gr. de nata o crema de leche.
  • 2 cucharadas soperas de azúcar (opcional).
  • 200 gr. de chocolate blanco.

Pasos a seguir para esta receta:

  1. Lo primero que debemos hacer es trocear y fundir el chocolate en baño de maría o en el microondas en intervalos cortos de tiempo, de no más de 1 minuto, si todavía le falta un poco lo dejamos medio minuto más.
  2. Es muy importante no excedernos con el tiempo porque podría quemarse y la tarta de queso y chocolate blanco no saldría bien. Reservamos y dejamos que se enfríe.
  3. Para la base de la tarta trituramos las galletas hasta pulverizarlas, las mezclamos con la mantequilla fundida, si consideras que necesitas más mantequilla para formar la pasta compacta, añade poco a poco.
  4. Nosotros hemos utilizado un molde redondo de unos 20 cm de diámetro y lo hemos
    forrado con papel vegetal o de hornear para desmoldar mejor el pastel, luego cubrimos el fondo y los laterales del molde con la mezcla.
  5. Reservamos el molde con la base en el frigorífico y seguimos con el relleno. Para ello, batimos el queso crema con una batidora de mano, es aconsejable retirar el queso de la nevera con antelación para que tome una temperatura ambiente. Si no es posible, tendremos que pasarlo unos segundos por el microondas.
  6. Añadimos la nata o crema de leche y seguimos batiendo hasta montarla. En función del tipo de queso crema que utilicemos, o de si nos gusta muy dulce la tarta de queso y chocolate blanco, podemos añadir un poco de azúcar.
  7. Incorporamos el chocolate blanco ya frío y lo integramos a la mezcla con una espátula, haciendo movimientos envolventes para no perder volumen.
  8. Vertemos el relleno sobre la base de galletas, lo distribuimos con la espátula y reservamos la tarta de queso y chocolate blanco en el frigorífico durante toda la noche para que cuaje mejor.
  9. Si no podemos esperar tanto, siempre tenemos la opción de dejarla en el congelador un par de horas.
  10. Cuando haya cuajado, desmoldamos con mucho cuidado la tarta y la decoramos al gusto.
    Podemos cubrir la superficie con mermelada de fresa, mermelada de arándanos, sirope de chocolate, caramelo o con frutas si lo prefieres.

Sigue disfrutando de estas otras recetas de tartas que te dejaremos aquí ↓

¿Puedes valorar esta receta?

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Recetas relacionadas

Ir arriba